Las parafilias más extrañas se practican en Japón

Foto cortesia de pixabay.com
Foto cortesia de pixabay.com

Una ola informativa interesante está corriendo rápidamente alrededor del mundo en torno a las costumbres poco típicas que viene desarrollando un país asiático.

De acuerdo con un japonés de nombre Matsuo Okuda, quien es periodista y bloguero de ese país oriental, Japón es una nación en la que las prácticas sexuales más raras y poco pensadas jamás se ejercitan con mucha frecuencia entre los miembros de esa sociedad.

Esta realidad supone un quiebre cultural inminente, en el que ahora empiezan a novarse costumbres poco usuales en tiempos pretéritos para convertirse en una faceta ‘más’ de la idiosincrasia nipón, en la que ahora se realizan actividades extrañísimas de carácter sexual, nunca antes concebidas como una manifestación sexual o muy fuera de los parámetros socialmente aceptados. A tales efectos, El-nacional.com destaca, según lo expresado por el escritor Pablo Bernardo, de origen español, que “modas que aún no han llegado a los países occidentales y que se han convertido en tendencia entre los adolescentes japoneses: besar el pomo de la puerta y el oculolinctus, que consiste en lamer los ojos a otra persona.”

La verdad es que Japón ha sido por siempre pionero en revolucionar los estándares de lo que respecta a su sociedad o cultura, pese a que los mismos japoneses han manifestado que sus costumbres modernas son una sana imitación de la moda hollywoodense.

El caso es que la nación nipón posee ciertos rituales sexuales que se han convertido en una verdadera curiosidad y caso de estudio por psicoanalistas de todas partes del mundo; algunas de las parafilias más resonadas en los últimos años en ese país es el de la exhibición pornográfica ‘al aire libre’, lo cual hace ‘normal’ que en cualquier lugar se consigan revistas o películas pornográficas, sin pudor alguno o precauciones en caso de presencia de algún infante.

De acuerdo con el  El-nacional.com, “el fetichismo está a la orden del día y hay incluso un sinfín de estudiantes que se pagan sus estudios vendiendo sus bragas a individuos de edad madura.” Lo que nos da una idea justa de la muy extravagante forma en la que es concebido el sexo, la cual se ha arraigado muy profundamente en el sentir nipón… Aunque en el caso de un turista es muy probable que no esté del todo cómodo ante tanta exhibición sexual por doquier; no obstante, habrá que averiguarlo.

Fuente: http://www.el-nacional.com

No hay comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Ameisy.net es un portal para navegar indefinidamente con toda confianza, de fácil acceso y de forma atractiva, donde Usted encontrará multitud de servicios. Esperamos sean satisfechas sus necesidades de manera integral y funcional. ¡BIENVENIDOS INTERNAUTAS!

SÍGUENOS
Share This